Parte 3 – Ringo el primer animal qué cruzó el Límite

Ringo en blanco y negro

– Recuerdo muy bien a Ringo, era nuestro mensajero, era joven e intrépido y muy aventurero.


– ¿Qué le pasó? – pregunta Luna intrigada.


– Muy sencillo, salio de nuestro mundo siendo un niño, apenas tenía seis meses. Cuando llego a tu mundo, fue encontrado por un niño, que le cogió entre sus manos y lo encerró en una jaula sin poder salir de allí.


No podía comunicarse con nosotros y su mágia fue poco a poco apagándose, no teníamos medios para ir a rescatarlo, su esfera de la vida mágica se fue agotando, y cuando consiguió volver no había color en su cuerpo, era blanco y negro.

Por eso nosotros no podemos salir de aquí y necesitamos alguién como tú, para que nos ayude.

– Huy!  Qué frío me ha llegado de pronto… – dice Luna extrañada.


– ¡Vamos corre!, sígueme y no te detengas…


– ¿Qué pasa Lusi?, me estás asustando un poco…


– Ven, cuando estemos en casa te lo explicaré, allí estaremos más tranquilas. Se hace de noche y empieza el frío.

Las dos empezaron a andar, el ritmo cada vez era más rápido, el tiempo estaba cambiando muy deprisa, incluso empezaban a helar las plantas y las hierbas.

Jusro cuando Luna levantava su pie para entrar en casa de Lusi, la alfombrilla de la entrada se quedaba congelada, cerrando tras de si la puerta que se notaba desde el interior, como aquel frío habia bloqueado la puerts y congelado la pequeña ventana que habia en ella para mirar hacia afuera.

La cara de Luna se quedo asombrada de la rapideza con qué la temperatura había cambiado, y al mirar a Lusi, ésta le puso cara de circunstancia.

– Este es uno de los motivos por el qué teniamos que venir a casa rápido.

– ¿Pero qué ha pasado? – pregunta Luna espectante.

– Bueno… Cien por cien, no sabemos el motivo de por qué pasa, pero si ew cierto que cada vez que alguien ha entrado en nuestro mundo, éste fenomeno sucede, comoesi se creara una grieta en nuestea esfera mágica y por ahí entrará algo de humedad y tixicidad de vuestro plano.

– Pero… Cuando yo llegué aquí no vine directamente de mi camino, pasé por una puerta invisible que dividía nuestros mundos…

– sí, pero estoy segura qué pudistes verla antes de qué los pétalos te pusieran en su interior. – Dice Lusi esperando una respuesta.

– Sí, eso es cierto, pude verla…

– Eso pasa porque nuestra mágia se agota y nos quedamos sin tiempo para solucionarlo… – dice Lusi algo entristecida.

Y continúa

– La parte buena, es qué si realmente eres tú quién nos va ayudar, lo sabremos mñn, cuando vayamos al árbol de la vida magica e iteractues con los guardianes. Así qué ahora descansa, mañana nos espera un día muy largo. – Le dice Lusi, mientras le pone un vol con algo parecido a sopa, que hace que Luna se quede profundamente dormida.

– Hasta mañana Lusi… – Dice Luna, mientras se recuesta en una cómoda y calentita manta que hay delante de un fuego.

– Hasta mañana Luna, y descansa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s