¿Qué haces…?

– ¿Qué haces…? Le pregunta el pequeño mientras la observa sentada en el muelle balanceando sus pies sin sentido delante y atrás, mirando al cielo mientras sus ojos dejan caer dulces lágrimas saladas.

Ella lo mira y con una dulce voz entristecida le dice:

– Contemplando los pedazos de mis sueños que se han ido al cielo.

Él la mira extrañada y le dice:

– Lo que hay en el cielo son estrellas… ¿las miras a ellas? – le pregunta mientras le sonríe.

– Si pequeño, las miro a ellas. Son los pedazos de mis sueños rotos. – Tal y como acaba de decir estas palabras, vuelve a su posición inicial.

Nico, tan sólo tiene tres años y hay cosas que no llega a comprender, pero le gusta mucho escuchar y esta chica ha llamado mucho su atención.

– ¿Puedes explicarme porqué son los pedazos de tus sueños rotos?

– Claro que sí pequeño, ven siéntate aquí a mi lado. – Le dice Agata al mismo tiempo que palmea con su mano izquierda justo al lado de donde ella está sentada.

Verás… Hace un tiempo atrás conocí a una gran persona que me abrió horizontes inalcanzables para mí, me explicaba ideas y sueños que jamás se abrían pasado por mi cabeza, y me deje llevar… volando con sus palabras, sus sueños y sus grandes ideas de todo lo que podría hacer con el cuento que había escrito.. La ilusión y la magia me embriagaron y entraron en mi corazón avivando cada poro de mi piel y haciendo sentir más viva que nunca, creyéndome que todo aquello sería cierto para mi y se haría realidad… Que por fin mis cuentos y mis palabras llegarían a millones de niños para transmitirles mi magia… Qué bonito, verdad…

Agata agacha su mirada hacia el mar y suspira…

– Ahora estoy en un mundo nuevo, dónde no conozco a nadie y dónde no creo vaya hacer grandes contactos… Aislada por las lluvias y el miedo de las personas las palabras no llegan del mismo modo a mi vida…

Y aquellos sueños llenos de magia… se perdieron cuando su voz tras el auricular me confesó que todo aquello había sido un sueño…

Mi pequeño reloj de arena, se paró cayendose al suelo rompiendose en mil pedazos y su arena dorada salio volando por la ventana… Subió y subió tan alto que esa noche el cielo se cubrió de estrellas doradas.

Y ahora en su lugar… No me queda nada… – Dice Agata mirando al pequeño mientras tira una piedra a la noche oscura.

– Pero… – susurra Nicolás.

Y mirádola a los ojos al mismo tiempo que le levanta su barbilla con ternura, le dice:

– Te queda todo.

Agata lo mira inocentemente y le sonríe con dulzura.

– No es cierto pequeño, sólo queda un nudo en la garganta lleno de falsas esperanzas y un gran dolor…

Él la mira a los ojos, le sonríe y desaparece entre la noche.

Agata se queda pensativa mirando hacia el punto donde ha desaparecido el pequeño, esperando que vuelva sin resultado.

Al levantarse de allí tropieza con una pequeña botella de cristal medio llena de arena y con un tapón de corcho bien cerrado.

Mientras camina hacia la luz del paseo recuerda con ternura la mirada de aquel muchacho, sus ojos llenos de vida e inocencia chisporroteantes mientras le explicaba su historia y ella sonríe con el recuerdo.

– Te queda Todo.

Esas palabras danzan dentro de la cabeza de Agata, cada vez haciéndose más fuertes…

Te queda todo…

Por un momento siente como su interior se llena de nuevo por completo, al mirar en el interior de la botella y ver mil estrellas nuevas para ella y un papel el medio que pone.

TE QUEDA TODO para empezar de Nuevo y Creer En Ti.

Aquí tienes este pedacito de cielo con un millón de estrellas Nuevas para que en la Nada puedas Crear de Nuevo TU SUEÑO.

Con cariño Nicolás tu pequeño Niño.

Abriendo puertas Cerrando heridas…

Un silencio, una palabra
una sonrisa en la nada…
un vacio que nadie escucha
y el eco abraza.

Una rosa, un color
un poema lleno de amor
dónde la vida da paso
a un nuevo comienzo
en el camino incierto.

Una luz, una sonrisa
una ilusión truncada
por el paso del tiempo
abrazando la nada
y gozando del vacio
de la nueva palabra.

Una quietud, un deseo
una meta y un camino
que trazan un nuevo destino
entre palabras y abrazos
yo siempre, voy a estar contigo.

Una mirada, un aliento
y un suspiro
que abren la mente,
al más niño…
Confía en tu destino
coge a Esperanza de la mano
y haz que sea tu sino.

Abraza al miedo, la incertidumbre
y la tristeza, siente dentro de ti
como vibra cada una de ellas.
Esto te indica mi niña,
que estás viva y tu también sueñas.

Permitete volar
sentir que la vida te quiere
y te abraza y entre piso y piso
te muestra TU VERDADERA ALMA
coincidiendo con la persona
que amas.

No es fácil encontrar el cielo
en la tierra,
un nuevo hogar para construir
lo que de verdad amas.
Mantente viva, con cada día
lo que no amas y creas nuevo
en el Alma.

Confianza y Seguridad.
Camina con Fuerza
Y lo Conseguirás.

Delia Serrano

Fuerza a cada Instante

Borrar todo de la cabeza, y dejar de pensar o pensar en nada.

Calmar la mente y las palabras necias, pues cada día es único, es diferente.

Cada día es tu instante

Cuando la vida te pone una gran prueba, tan grande que se paran hasta las ruedas,
de las horas y los minutos que ruedan
en cada instante…

todo en tu vida se detiene, se para… para conseguir lo Todo y Nada

Cuando cada dia al acostarte,
has de hacer borron y cuenta nueva,
para levantarte con ganas de
seguir adelante.

De encontrar lo que ni tu sabes

Que cada día sea nuevo
y la ilusión invada tu cuerpo,
por encontrar lo que en este momento
es tan necesario para crear tu cuento.

Que la vida, la fe y el esfuerzo, traigan a tu momento lo que realmente estas buscando, con todo tu adentro

Delia Serrano
Siempre hay fuerzas
para seguir y encontrar lo
que es para ti.

Abuelos, pirañas y otras historias

EDITORIAL ALGAR

Hoy os traigo una reseña de un libro para mi fantastico.

Deciros que es un libro enternecedor que te llena por dentro con cada dibujo, incluso te transporta a la edad de los abuelos.

Caracteristicas

  • Tapa dura
  • Nº colección: 124
  • Páginas: 40
  • ISBN: 9788491423966
  • Formato: 24 x 30 cm
  • Encuadernación: Cartoné

Es un tamaño manejable, cada una de las ilustraciones tiene millones de detalles para quedarte mirandola como si fuera el cuadro de un museo, una obra de arte… La verdad.

Reseña

Es un libro muy familiar que nos recuerda y aporta todas las cosas buenas de nuestros abuelos, nos explica y nos muestra como es el abuelo del protagonista y nos da a oportunidad de conocer a los abuelos de sus amigos.

El libro se enriquece con las aventuras de cada uno de loa abuelos que se nombran en el, y con la vision de los niños.

Nos recuerda lo importante que es la relacion NIETOS ABUELO, y como ellos, los abuelos se transformas en niños cuando juegan y disfrutan.

Es un libro para tenerlo en casa, ideal para leerlo en familia y compartirlo con nuestros “Yayos de carne y hueso.”

Reseña Fotográfica

Os dejo imagenes del Interior para que disfrutéis de su contenido.

Os propongo un juego, a continuación os pongo páginas del libro, no están ordenadas, si os habeis leido el libro o lo teneis en casa, nos podéis mandar la solución.

Gracias a Rocio y Editorial Algar por su creacion.

SI QUEREIS CONTACTAR CON ROCIO BONILLA estas son sus redes sociales

Facebook. Instagram. Web

Y su correo electrónico: https://www.rociobonilla.com/

Retomamos de nuevo…

Después de muchos días sin escribir y todo esto del covid, empezamos de nuevo a dar rienda suelta a la imaginación y crear belleza con nuevas palabras y letras.

A partir de ésta semana volveré a escribir cosas nuevas y cuentos llenos de mágia y color, para compartir con todos.

Feliz noche,

Descansar y lindos sueños.

Corpy y el Mundo Encantado

ESCRITO POR: Delia Serrano

ÉSTE ES CORPY

Hoy es un día diferente para Corpy, ha decidido ir al mercado de la mágia, ha oido hablar mucho de él, sobre todo entre los niños, cuentas que hay juguetes extraordinarios.

Por eso hasta ahora no había dado el paso para ir, porque el ya no piensa en comprar jufuetes, ya es grande y vive solo.

Pero ayer, Sofi le dejo intrigado cuando explicaba que allí fue donde encontro su caldero mágico…

Si supierais como es el caldero de Sofi, lo entenderiais… Veréis, el caldero … A ver como lo explico.

– ¡Ah!, si…

No hace falta ponerse a cocinar, ni poner los ingredientes, ella le pone agua, remueve con una cuchara de madera y le dice:

– Hoy quiero comida rica para… comer, cenar, desayunar, merendar, ahora… (el instante que va a comer), y después le dice a que quiere que sepa o que quiere que lleve.

Entonces el caldero empieza a hacer ruidos, el agua cambia de color y aparece la imagen de lo que va a cocinar, si a Sofi le gusta, da tres golpes con la cuchara en el lateral y el caldero le pide los ingredientes; si en caso contrario no le gusta, vuelve a girar con la cuchara de palo hasta encontrar la comida que le apetece.

– ¡A que es genial! El caldero de Sofi. Por eso Copy quiere ir hoy al mercado de la mágia.

Corpy prepara su mochila para pasar el día fuera, el mercado es el el pueblo de al lado, pero tiene que caminar mucho y según como lo vea, se quedará allí a pasar unos días, Sofi le ha dicho que se anuncian tormentas.

Así que lo recoge todo en casa y lo deja bien limpito y pa ya que se va.

Al llegar al pueblo Clindester, tal y como le dijo su amiga, en la entrada te quedas boquiabierto, en enorme y no ves el fondo del camino de la cantidad de gente que hay, la inmensidad se apodera de tu mirada y ves detalles y cosas que jamas habias visto… Hay una multitud de colores y olores que te despiertan los sentidos.

Sofi le advirtio que no se dejara embaucar por nadie, que nada mas verlo irian a por él para venderle cualquier cosa, que lo hacen con ‘los nuevos’ que ven aparecer.

Hay un par de tipos a la entrada que se hacen señas y guiños para avisarse entre si de que ha llegado uno nuevo. Lo saben porque a las afueras del mercado te dan una insignia antes de entrar para que los comerciantes sepan que vienes a comprar, no vender.

No todos los vendedores estan en un puesto, hay que caminan y los reconoceras por su insignia amarilla que llevan colgada en la solapa de su camisa o chaqueta, desconfia de quien no la lleve y se te acerque diciendo que si lo es.

Al final de toda la calle, en un rinconcito pequeño, encontrarás la más humilde de las paradas, una señora ya muy ancina, con una manta veig en el suelo tirada, con cacharros encima, ella es Rosilda, una maga muy sabia, no vende a cualquiera sus cacharros por eso, casi nadie se acerca a comprarle nada.

Si eres elegido para que te venda algo, sentiras su presencia a tu lado, sentiras cómo te observa, y una voz suave que te llama…

-Ven muchacho… Ven, tengo algo que darte muy importante…

Y se repetira en tu cabeza constantemente, si lo que has sentido es cierto, al llegar a su parada, encontrarás un gato que ronronea en tus pies y Rosilda, te mirará y sonreirá, diciéndote:

-Bienvenido muchacho, te esperaba…

Corpy, no se lo piensa dos veces y empieza a caminar entre la multitud, cada vez va más adentro, nada hay en su pensamiento ni nadie le llama como le dijo su amiga, lo que si vé es un gato precioso que va de tejado en tejado, es como grisaceo y blanco con algún mechón negro azulado, le puede la curiosidad de saber a dónde va y ni corto ni perezoso, empieza a seguirlo desde lejos, para que el gati no se asuste y salga corriendo…

Y mira tú, como son las cosas que curiosamente va a parar a un callejon, donde hay una chica muy maja que vende cachibaches, y al mirar hacia atrás, Corpy ha perdido el pueblo de vista y a toda la muchedumbre…

Al llegar allí, el gato se pone sobre la mesa y la chica empieza a acariciarlo al mismo tiempo que el gato mira a Corpy ronroneando, se parece a lo que le habia dicho Sofi, pero en contextos diferentes… En fin…

Corpy ve una sarten que le llama mucho la atencion, tiene como unas palabras grabadas alrededor de la base, como un acertijo o manuscrito, es extraño y al acercarse a tocarla, estas se iluminan, las palabras parecen cobrar vida… La chica y el gato se miran entre sí, como si se entendieran y ella dice:

– Te estábamos esperando muchacho…

Corpy alza una ceja, pensando que lo que estaba pasando no era

Bob el Inventor y las Gafas del Tiempo…

ESCRITORA: Delia Serrano

CROCHETE: CHIHIRO.HIKARI y Crochet_garage

©prohibida su total o parcial reproducción

Hoy Bob está muy nervioso, es un día muy importante para él, pues viene el Alcalde Romni, a ver cómo está el proyecto que le encargó el mes pasado.

Resulta que Romni tiene un perro pastor que es muy pequeño, y le encanta jugar con los topos del huerto, pero esta vez se le ha ido de las manos, y los agujeros no los ha hecho sólo en su huerto, si no, que se ha dedicado a jugar en los huertos de todo el barrio…

Y los vecinos están que se hechan las manos a la cabeza, porque ha destrozado toda la calle, bueno, calle, barrio, pueblo… ¡Hay agujeros por todas partes!

Vas caminando por cualquier parte y te encuentras el famoso agujero de topo. Así que Romni fue a ver a Bob y encargarle lo único que el creía podría solucionar algo sin que todos los vecinos se le vengan encima.

– ¡Bob!, es una tarea muy complicada, pero sé que tú podrás hacerlo, no es la primera vez que me sorprendes con ello. – Y se fue cerrando la puerta…

Aún hoy, cuando Bob mira los planos de encima de su mesa, le duele la cabeza de lo descabellado que era lo que le había pedido, y en esta ocasión le toca decirle que no.

No le ha hecho exactamente lo que el quería, le ha hecho un sucedaneo… Algo mucho más sencillo y práctico, eso sí, le tocará hacer la faena a él. En éste caso, Bob cree que es lo más conveniente para el Alcalde.

– ¡Toc!, ¡Toc!… – llaman a la puerta…

– Ya puede entrar, señor alcalde, la puerta esta abierta.

– Es cierto, que nunca la cierras, un día te llevarás un susto, si entra alguién que no esperes. – le dice el Alcalde.

– Eso no pasará, todo el mundo llama antes de entrar.

El Alcalde se frota las manos y lo mira con cara entusiasmada esperando su ‘Gran Máquina de La Verdad Verdadera’ que había pedido a Bob.

Su cara cambia de color cuando lo ve aparecer con una gafas, unas simples gafas verdes puestas en la cabeza…

-¡¿Pero qué es esto, Bob?!, no se parece en nada a los planos que te dí…

– Romni, no te alteres, lo que inventaste no tenía ni pies ni cabeza, la ‘Máquina de la Verdad Verdadera’, para que todos vieran como tu cachorro hacia los agujeros, detrás de un topo negro… ¿Y qué te piensas qué hubieran dicho los vecinos..?… – Y continúa…

– Pobrecito, el perrito… ¡Pues no!, dirían lo que dicen ahora, que como cojan al que ha sido… Le van a cantar las cuarenta, no es manera de dejar las calles… Los responsables no són los animales, si no los dueños… Y tienes suerte que nadie sospecha de tí… Que si no… la alcaldía se te acabaría pronto…

El Alcalde se pone verde, su cara se transforma, es la primera vez que alguién es tan sincero con él y además le lleva la contra. después de que le salga humo por las orejas y que parezca que vaya a explotar, el Alcalde se relaja y mirando a Bob, le dice:

– A ver… Cuentame que me has preparado…

– Pues es muy sencillo, estas gafas llevan un temporizador y una energia mega ultra potente, cuando mueves el temporizador te envia al punto exacto donde le marcas, es decir, para ir al pasado.

– Al pasado… ¡¿Quieres decir que son unas gafas del Tiempo?!

– ¡Si!

– Esto es genial!, amigo Bob… – le dice el Alcalde mientras le da palmaditas en la espalda, sin escuchar nada de lo que le explica Bob.

– Romni, escuchame bien, no es del tiempo, sólo puedes ir al pasado, siempre va hacia atrás en el tiempo… Es decir, siempre irá más atrás de donde estes, y recuerda es para solucionar los ‘agujeros de Topo’, para nada más… Y tiene un tiempo limitado…

– Un tiempo limitado… ¿A qué te refieres con esto? De un tiempo limitado… – pregunta intrigado.

– Pues que esta preparada solo para cuatro horas de viaje, nada más, así que debes ir al punto de inicio donde empezó todo con el topo, y arreglarlo lo antes posible, todo lo que cambies allí, cambiará el momento en el que estamos ahora y yo no podré hacer nada para remediarlo…

En ese momento, las gafas empiezan a chisporretear, saliendo chispas de una de las partes y empieza a oler a quemado…

– ¡Qué extraño…! Algo está pasando…,voy a cogerlas ….

– ¡Espera!, no te las pongas… – demasiado tarde, Romni ya había desaparecido.

Suerte que Bob es un oso precavido, si, un oso… ¡A claro!, no os lo había dicho… Bob es un Oso y Romni otro, bueno… Sigamos… Bob ha construido otras gafas para él, sincronizadas a las de Romni, para que no se altere el orden del tiempo…

Pero antes de ponerselas, por la puerta aparece alguién totalmente inesperado…

– ¡Qué haces tú aquí!, no puedes estar aquí, es peligroso…

– Lo sé, pero esto es muy importante, en el momento oportuno y sabrás cuando será, tira las Gafas de Romni al lago, o de lo contrario no podreis volver ninguno de los dos… ‘los agujeros de Topo’ no son lo que parece, tened cuidado… – y desaparece sin más esfumandose entre la niebla.

Que extraño, a que se referiría… Y ¿por qué él y en ese preciso instante…?

Bob se quedo pensativo, mientras sus gafas se iluminan continuamente cambiando de esfera y por consiguiente significa que Romni estaba cambiando de tiempo y lugar, no podia esperar más debia salir ya.

Primer lugar de visita, justo antes de ir a ver a Bob, entre unos matorrales puede ver a Romni hablando con otro oso del pueblo, sus voces son lo suficientemente fuertes como para escuchar lo que dicen…

– Bob no sospecha nada, esta vez si podremos dar el cambiazo… Espero que nadie corra peligro y todo vuelva a la normalidad, nadie puede saber que esos agujeros no los hizo Flipi, tu perro jugando con los Topos… O tendremos un grave problema. – dice aquella figura no reconocible para Bob, y tal y como acaba de hablar, tanto él como Romni desaparecen del lugar.

Bob se acerca con cautela y sobre la entrada en el suelo, ve un extraño papel marcado con una cruz de color verde, cerca del bosque, en el acantilado del Alfararero, allí es donde Romni, supuestamente encontro a Flipi.

Y digo supuestamente porque ya nada es lo que parece, justo en el preciso instante que Bob coje el papel, sus gafas se activan y Bob desaparece de allí para ir a otro punto concreto del pueblo, ahora está en el acantilado… Pero… Espera un momento ese en Romni…

– Romni… Espera… Dejame que te acompañe… – Intenta decirle Bob desde lejos, pero algo diferente le pasa a Romni… Sus ojos, sus ojos… No, no… no …

¡Dios!, ese no es Romni, sus ojos son muy diferentes, y por detrás de su abrigo le sale… ¡Una cola!, no puede ser… ¡Es Flipi!

– ¡Flipi!, Flipi, ven bonito… Ven… – dice Bob sin pensarselo dos veces.

Y en eso, aquella figura se gira y al taparse la luna, va directo hacia Bob a cuatro patas y meneandole la cola como si hiciera veinte mil años que no le vé.

Bob se percata de la extrañez de sus patas traseras, pues son iguales que las sullas, y en su cabeza hay dos orejas de oso… Y no un oso cualquiera, reconoceria esas orejas en cualquier parte del mundo, son de su amigo Gronchi, Gronchi el aventurero…

Creadora @Crochet-garage

Gronchi desaparecio hace dos decadas,